Santa María del Naranco

TÍTULO Santa María de Naranco.
PERÍODO Prerrománico. Estilo ramirense del arte Asturiano. Construcción entre los años 843 y 850.
AUTOR Mandada construir por el rey Ramiro I durante su reinado.
LOCALIZACIÓN Ladera sur del monte Naranco, a 3 km. de Oviedo. 

 

DESCRIPCIÓN Edificación rectangular de piedra de dimensiones 20m. x 6m. y 9 m. de altura, con 2 pisos. La única construcción de la época de carácter civil que ha llegado prácticamente por completo.

Proyectada para ser palacio real.

Se destinó a culto cristiano a partir del siglo XII o XIII.

CONTEXTO Este período se emplaza en época de la reconquista de las regiones pirenaica y cantábrica (722). Continúa con la construcción visigoda, con influencia mozárabe y, debido a la apertura ultrapirenaica por establecimiento de relaciones con el imperio carolingio, también repercute.La construcción en el reino de Asturias se denominó Arte Asturiano, ya que todos los edificios siguen un patrón similar.

Esta arquitectura encuentra su cénit con el reinado de Ramiro I, por ello, también se denomina estilo Ramirense.

TECNOLOGÍA CONSTRUCTIVA Alzado sobre un zócalo.Planta inferior: 3 estancias, la central cubierta por una bóveda de medio cañón, sobre un zócalo muy bajo, con lunetos en los que se abren puertas y reforzada con arcos fajones de sillería. Estancias laterales con cubiertas de madera sin comunicación con la central.

Planta superior: misma distribución, totalmente abovedada sobre perpiaños que la dividen en 8 tramos simétricos, 4 a cada lado del fajón central y sobre ellos cubierta a dos aguas. Se accede por escalera exterior. Las laterales son miradores con triple arco de medio punto y sobre éste ventana tripartita de medio punto muy peraltado.

Contrafuertes de sillería en muros laterales para descarga de las bóvedas.

IMPACTO –       Ambiental y paisajística: Destaca la altura. Los contrafuertes ayudan a su verticalismo, al igual que localizarse apartado de la ciudad sin nada que lo rodee. Aún así, los edificios de esta época son de dimensiones reducidas.

 

–       Constructivo:

Iluminación a las estancias interiores con ventanas pequeñas. Predominio del macizo sobre el vano.

Aparejo muy heterogéneo de sillarejo en los muros recibido con mortero de cal y esquinas de sillares de mayor tamaño.

La bóveda de cañón y arcos fajones es la forma constructiva más singular del arte ramirense sin orígenes específicos, sino pequeña vinculación con los romanos y persas. Pero destacar la forma de descargar los pesos: bóveda- arcos fajones- columnas- contrafuertes. Se adelanta al románico.

Arcos siempre semicirculares.

Se cree que existen relaciones geométricas, proporcionales, y numéricas entre sus partes.

CRÍTICA Es una de las obras destacables, perteneciente al ciclo  ramirense, por la singularidad de éstas con respecto a la arquitectura crisitiana debido a las características  comentadas a lo largo de la ficha. 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s