Puente del Milenio (Ourense)

FICHA 2: Puente del Milenio

Captura de pantalla 2015-03-19 a las 12.04.35

TÍTULO Puente del Milenio
PERÍODO Duración de las obras: Diciembre 1999 – Agosto 2001
AUTOR Los autores son el arquitecto Álvaro Varela y del ingeniero Juan Calvo Rodríguez Pondio.

Constructores: UTE Pontemiño. ACS/OCA

Promotor: Xunta de Galicia

LOCALIZACIÓN Está emplazado en el río Miño a su paso por la ciudad de Ourense. Este puente vanguardista hace contraste con el puente romano que se encuentra aguas arriba y del que dista 500 metros haciéndose con el tráfico rodado.
DESCRIPCIÓN Es un puente atirantado semiarpado.

La estructura cruza el río con una curva en planta de 320 metros de radio constante en toda su longitud. La pendiente longitudinal es de un 2.5 % descendiendo desde la margen derecha hacia la margen izquierda. El cauce normal del río en la zona de cruce es de unos 110 metros de anchura y se encuentra situado en la desembocadura del río Barbaña. La anchura del cauce y la presencia del Barbaña obligaron a encajar una estructura de cuatro vanos, los tres primeros sobre el río Miño y el cuarto sobre el Barbaña. Las luces de los vanos son de 60-110-60-45 metros.

La plataforma del puente se ha proyectado de 23 metros de anchura, desglosados en:

– 2 aceras peatonales de 2.50 metros,

– 2 calzadas de 7.50 metros y

– mediana central de 3.00 metros.

Cuenta con una pasarela peatonal de 100 escalones que se eleva 22 metros sobre el tablero y hace el papel de mirador de la ciudad. Se trata de un puente de formas redondeadas y sin aristas.

CONTEXTO Actualidad. Contemporáneo. Se trata de un puente que aporta el carácter vanguardista que representa el Ourense del siglo XXI.

La obra se encuadra en el Miño como la estructura contemporánea que da continuidad a la tradición de los puentes de la ciudad que comenzó con el puente romano.

TECNOLOGÍA CONSTRUCTIVA La obra tenía una duración estimada de 3 años que se incrementó a 4 debido a las inundaciones del río Miño. Contó con un presupuesto de 10 millones de euros.

Utiliza un pretensado exterior extradorsal tanto superior e inferior una técnica novedosa en España. El atirantado superior está formado por siete parejas de cables en forma de arpa a lo largo de 10 metros de altura del pilono.

Las torres se cimentaron con micropilotes para garantizar estabilidad en las crecidas del río.

La cimentación es directa en granitos en las pilas 1 y 3 y con pilotes en la 2 por la existencia de material de acarreo.

La cinta pasarela se ha proyectado como una sección cajón metálica. El empleo de acero estructural permite construir la pasarela en taller y montarla con grúas una vez que el tablero está terminado.

Se eligió un sistema de cimbra convencional con elementos de sujeción de 20 metros de luz, apoyados en 3 torres sobre el cauce del río.

Para garantizar la estabilidad de las torres frente a una crecida, éstas se cimentaron con micropilotes. Los micropilotes eran de barra Gewi de 63 mm. de diámetro con revestimiento de mortero y camisa de chapa en la zona del cauce.

Cada encepado estaba protegido con una isla de escollera cuyo peso la hacía estable para el nivel normal del río, pero no para una crecida con un periodo de retorno superior a 200 años.

Las obras así planteadas tienen un gran componente de riesgo por la incertidumbre del comportamiento del río. Durante la construcción y con el tablero construido sobre la cimbra, el río Miño sufrió 5 crecidas correspondientes a un periodo de retorno de 200 años. Estas crecidas eran inéditas desde 1976

Durante la segunda crecida, el tablero estaba totalmente terminado y los pilonos construidos. Cuando se estaba enfilando el primer cable, el río arrastró la cimentación de una de las torres. Afortunadamente, la torre adyacente resistió el empuje de las aguas y de los materiales de arrastre y el puente permaneció estable. Los momentos de angustia vividos contribuyeron a apreciar el riesgo que el agua siempre supone en la Obra Civil

IMPACTO La cinta pasarela con vistas a la ciudad es el elemento diferencial de este puente que lo hace una obra singular y que aporta ese toque de modernidad que se buscaba dar a la ciudad.

La cinta pasarela es el elemento arquitectónico que dota al puente de este impacto visual.

El impacto de la obra es evidente y en el conjunto, los cinco puentes que cruzan el Miño en la ciudad sirven como testimonio de los avances técnicos de la ingeniería civil.

CRÍTICA La obra en conjunto me parece de gran valor para la ciudad, es una estructura que atrae a turistas y que dota a la ciudad de un carácter vanguardista propio del siglo XXI.Este puente es vistoso, rompedor y único. Aunque desde un punto de vista ingenieril la pasarela superior no tiene justificación alguna pero creo que esa pasarela se justifica con ese punto de novedoso y diferente, llamando la atención de quién lo observa.

Captura de pantalla 2015-03-19 a las 12.06.56

Captura de pantalla 2015-03-19 a las 12.07.05

Captura de pantalla 2015-03-19 a las 12.07.42

Captura de pantalla 2015-03-19 a las 12.07.34

Captura de pantalla 2015-03-19 a las 12.07.26

Captura de pantalla 2015-03-19 a las 12.07.17

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s