Angkor Wat, Camboya

TÍTULO “Angkor Wat”, “Templos de Angkor” o “Angkor Vat” (en camboyano, Ângkôr Vôtt).

 

PERÍODO Las labores de construcción del templo comenzaron a principios del siglo XII, durante la época de esplendor del Imperio Khmer.

La ciudad de Angkor, sin embargo, fue saqueada en 1177.

Tras la expulsión de los invasores, se mejoraron algunos de los templos de la ciudad, dando así por finalizada la construcción de Angkor Wat a finales del siglo XIII.

 

AUTOR Aunque se desconoce el autor, el templo fue construido bajo el reinado de Suryavarman II, rey del Imperio Khmer.

Suryavarman II fue coronado rey al derrotar a los pretendientes rivales al trono, uniendo el país tras más de 50 años de malestar y estableciendo un gobierno único.

Renombrado como reformador y constructor religioso de templos, mezcló los cultos de los dioses hindúes Vishnú y Shiva, promulgando el Visnuismo como religión oficial del imperio Khmer.

La arquitectura monumental de su reinado, las numerosas campañas militares y la restauración de un gobierno fuerte han llevado a los historiadores a clasificar a Suryavarman como uno de los mayores reyes del imperio.

 

LOCALIZACIÓN La construcción se situaba en la región de Angkor, en Camboya, en la actual provincia de Siem Riep, a 5.5km de la ciudad de Siem Riep.

Esta región abarcaba una extensión de en torno a 200 km2, donde Angkor Wat formaba parte del complejo de monumentos y templos construidos en la zona (Angkor Thom, Bayón, Ta Prohm, Preah Rup, Preah Khan…).

La singularidad de un clima caracterizado por los vientos monzones, divide el clima en dos estaciones muy diferenciadas: el seco y el húmedo.

Sumado esto a un relieve prácticamente llano, el almacenamiento y la distribución de agua se convierte en una de las prioridades de la región, siendo así mismo muy relevante para la construcción de los templos de la ciudad.

 

DESCRIPCIÓN Se trata del templo hinduista más grande y mejor conservado de los que integran el asentamiento de Angkor. Está considerado como la mayor estructura religiosa jamás construida y uno de los tesoros arqueológicos más importantes del mundo.

Angkor Wat fue el centro político y religioso del imperio. El recinto cumplía las funciones de templo principal y albergaba además el palacio real.

Dedicado inicialmente al dios Vishnú, arquitectónicamente el templo combina la tipología hinduista del templo-monte con la tipología de galerías propia de períodos posteriores.

El templo se apoya sobre una gran plataforma y consta de tres recintos rectangulares concéntricos de altura creciente, delimitados por corredores columnados y con pabellones en los extremos, rodeado todo ello por un lago perimetral de 3,6 km de longitud y de una anchura de 200 m.

En el recinto interior se elevan cinco torres en forma de loto, a los cuales se accede subiendo unas empinadas escaleras con pendientes de entorno a 50º – 70º (reciento que era inaccesible para el pueblo).

La torre central (accesible sólo para el rey y el sumo sacerdote) alcanza una altura de 42 m sobre el santuario y 65 m sobre el nivel del suelo.

En cuanto a la decoración, la mayor parte de las paredes del templo están decoradas con frisos e bajorrelieve de dos metros de altura, ocupando una extensión total de más de 1000 m2. Estos relieves narran historias de los libros épicos hindúes y destaca la abundancia de figuras femeninas habiéndose contabilizado alrededor de 1500 diosas femeninas y más de 2000 “apsaras” o bailarinas celestiales.

 

CONTEXTO La zona de Angkor estuvo habitada por pequeños pueblos desde el siglo I, pero su época dorada se inicia en el año 802 cuando el rey Jayavarman II somete a las tribus circundantes, creando un único reino del que se declara rey-dios.

Para reforzar la imagen de su ascendencia divina, empieza a construir grandes obras religiosas, iniciando una tradición que continuarán sus sucesores durante siglos, produciendo multitud de templos hasta el abandono de la zona, a mediados del siglo XV, motivado por causas todavía se desconocen.

El primer templo de la zona fue el Preah Ko, de finales del siglo IX, edificado en honor al propio rey Jayavarman II.

Poco después, por encargo del rey Indravarman I se erige uno de los complejos más grandes y representativos, Bakong. Este templo estableció las características principales que definirían el estilo de la arquitectura de Angkor, y que permanecerían sin grandes cambios hasta la llegada de la religión budista.

Entre los años 889 y 915, el rey Yasovarman I establece la capital en la ciudad de Yashodarapura (“ciudad sagrada”), y junto a ella se edificará siglos más tarde Angkor Wat, el templo más importante de Angkor, erigido por Suryavarman II a principios del siglo XII y convertido en icono de la cultura Camboyana. 

 

TECNOLOGÍA CONSTRUCTIVA
  • Cimentación del templo

Durante 6 meses al año hay abundancia de agua, mientras que durante los otros 6 meses del año no hay suficiente. Además, las precipitaciones varían bruscamente de año en año.

Este clima generaba grandes movimientos en el suelo que, a medida que avanzaba la estación seca, iba contrayéndose por la pérdida de agua, arruinando los cimientos de los templos y provocando hundimientos y colapsos en las estructuras.

Por estas razones deciden construir en las cercanías del templo un embalse de grandes dimensiones (5km de largo por 200 de ancho). De este modo nunca llega a secarse en la estación seca, permitiendo que el suelo del templo permanezca estable durante todo el año, evitando los problemas de cimentación.

  • Muros

De la excavación del foso se extraen 1.5 millones de m3 de limos y arenas la cual se reutiliza para los muros que forman cada una de las tres grandes terrazas.

Al no haber cemento para unirlas, se utilizan unas piedras conocidas como “lateritas”. Es así como comienzan a construir la estructura y a darle forma al templo.

Sin embargo, la laterita no tiene un aspecto muy atractivo, de modo que se recubre de arenisca de los montes Cullen, el cual estaba situado a 40km al nordeste del templo, transportados mediante canales.

Las piezas de arenisca se labraban cuidadosamente para encajar perfectamente (utilizando en ocasiones sistemas de machiembrado) puesto que apenas se utilizó ningún tipo de mortero.  

  • Bóvedas, cúpulas y galerías

Los khemeres desconocían la técnica del arco, lo que les impedía construir espacios interiores suficientemente amplios.

Las bóvedas y las cúpulas se construían mediante el sistema de “falsa bóveda”, aproximando ligeramente de forma escalonada las sucesivas hiladas de los muros hasta conseguir un falso arco pero con dovelas horizontales.

Las galerías más estrechas, debido a su reducido tamaño, no precisaban de contrafuertes.

En las galerías de mayor dimensión evitaban el empleo de contrafuertes disponiendo corredores paralelos más bajos, techados con una media bóveda.

En el caso de las cúpulas, al ser muy verticales, el propio peso de las mismas evitaba el empleo de contrafuertes al verticalizar la suma de tensiones directamente hacia el suelo.

 

IMPACTO
  • Durante el Imperio Khemer

Como Suryavarman II alcanzó el poder tras asesinar al entonces rey Dharanindravarman, algunos historiadores opinan que las enormes dimensiones de este templo pueden estar motivadas en parte por el deseo de contrarrestar la aparente ilegitimidad de su reinado.

Si no quería ser derrocado por los opositores a su reinado, debía fortalecer su posición como buen rey a los ojos de su pueblo.

Mediante la construcción de templos, los reyes khmeres podían demostrar su poder y, para ello, levantaron más de 700.

Como correspondía a la ambición de Suryavarman, su plan debía ser de una magnitud divina. Así pues, Angkor Wat reprodujo en la tierra al detalle el mundo de los dioses.

De modo que el impacto social, entre otros, era evidente.

  • En la actualidad

Tras la normalización de la situación política de Camboya, se ha convertido en un importante destino turístico, habiendo recibido más de un millón de turistas en 2014.

Tal es la influencia de este templo que, desde el año 1868, aparece en la bandera del propio país de Camboya.

 

CRÍTICA Dentro de la grandiosidad de toda la región de Angkor, el templo de Angkor Wat es, en mi opinión, una construcción inigualable. Sobre todo, si se tienen en cuenta sus dimensiones y el plazo de tiempo en el que se llevó a cabo (aprox. 35 años).

Si bien creo que las ruinas del imperio devoradas por la selva lo convierten en un lugar con muchísimo encanto, también opino que se debería hacer todo lo necesario para conservar esta parte de nuestra historia en el mejor estado posible y que no vuelva a caer en el olvido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s